04 / 19 / 2014
  - 07:21:27 PM
EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA CRUZ

LA CRUZ


En la actualidad, la cruz es un símbolo conocido en todo el mundo. Muchos lo usan como adorno de joyería, para decorar su hogar o como amuleto de la buena suerte; pero muchos no se dan cuenta de su origen ni de su verdadero significado. En realidad, la cruz representa el evento más significativo de la historia de la humanidad, por lo que el apóstol Pablo declaró: “Lejos esté de mi gloriarme sino en la cruz de nuestro. Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo” (Gá 6.14). En otras palabras, todo lo que Pablo había recibido como herencia o logrado en la vida no valía nada en comparación con su relación con Dios por medio de su Hijo Jesucristo. Posición social, riquezas, influencia, reputación y comodidades, todo eso carecía de significado al reflexionar sobre la redención que había recibido gracias a la crucifixión.


Es símbolo de vergüenza, sufrimiento y muerte


Los bárbaros inventaron este método para ejecutar a delincuentes de la manera más cruenta y prolongada que fuera posible. Después, los griegos y tras ellos los romanos, lo adoptaron y lo utilizaron por todo su vasto imperio. Sin embargo, los romanos consideraron que era tan atroz y despiadado que ningún ciudadano romano fue jamás crucificado, excepto en casos de traición imperdonable. Por su parte, los judíos también aborrecían ese castigo, pues todo aquel que era colgado en un madero era “maldito por Dios” (Dt 21.22-23). Aun así, los enemigos de Cristo incitaron a la multitud a pedir a gritos que Pilato lo crucificara para castigarlo porque decía que era el Hijo de Dios (Jn 19.7).


Es símbolo de salvación y vida eterna


Aunque para el mundo en general haya sido absurdo creer que alguien que haya muerto ignominiosamente podría ser objeto de la fe que salva de la condenación, Pablo declaró que “la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios” (1 Co 1.18). Asimismo, no solo los primeros creyentes sino que desde entonces millones de personas han sido perdonadas de sus pecados y con gozo se han acogido a la promesa de vida eterna ofrecida por el mismo Cristo (Jn 3.16).

Preparado por:  Reinaldo Tenezaca S.
 

 

Article - Anuncio 1

Under construction

Publicidad Su Anuncio Aqui

Article - Anuncio 2

Under construction

Publicidad Su Anuncio Aqui

Article - Anuncio 3

Under construction